ESPAÑA: Tras 7 años de espera celebramos que hoy es posible el PACTO SOCIAL por la No discriminación asociada al VIH.




Por Julio Gómez, director de Trabajando en Positivo

27 de noviembre de 2018.- Era finales del mes de septiembre de 2011 cuando un grupo formado por casi una treintena de personas nos reunimos en la isla de Menorca durante dos días para comenzar a elaborar un “Pacto Social por la no discriminación y la igualdad de trato asociada al VIH” que sirviera como un marco imprescindible para poder llevar a cabo una política integral de respuesta a la discriminación asociada al VIH en los diferentes ámbitos y esferas de la vida: laboral, sanitario, educativo, de servicios sociales o jurídicos, de vivienda o de prestaciones y seguros.

El escenario era privilegiado; igual de privilegiado que la composición del grupo reunido ahí, tanto por la calidad y experiencia de las personas participantes como su cantidad y diversidad (al estar representados, entre otros, organismos públicos nacionales y autonómicos; empresas; sindicatos; medios de comunicación; sociedades científicas; organizaciones civiles; etc.).

Creo que todas las personas que participamos en esa reunión teníamos la sensación de estar ante una oportunidad histórica a la hora de lograr sentar las bases para equiparar los avances sociales a los avances médicos en torno al VIH. Y, sin duda, esa sensación se fue acrecentando tras la celebración de esa reunión, así como con el trabajo que desarrollamos durante los siguientes meses, al comprobar que las características del grupo impulsor se habían trasladado al resultado final del documento: 50 acciones consensuadas por los diferentes agentes implicados en los diversos ámbitos planteados.

Lamentablemente, cuando el trabajo ya estaba hecho en forma de versión final, nos encontramos con un cambio de Gobierno e, inexplicablemente, con la renuncia por parte de éste a convertirse en un país referente a nivel mundial en la respuesta al VIH desde la perspectiva de Derechos Humanos. Es decir, la renuncia a contribuir a la buena imagen de España en el exterior. O lo que es lo mismo, la renuncia a que la respuesta al VIH también formara parte de la “Marca España”.

Tras formar parte del “Plan Estratégico de Prevención y Control de la infección por el VIH y otras infecciones de transmisión sexual 2013-2016” y de cada uno de los Planes Anuales a través de los que se articula este Plan Estratégico, tenemos que celebrar que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social presente durante el día de hoy, 27 de noviembre de 2018, el tan esperado Pacto Social. Un paso previo para seguir dando otros nuevos, que pasan por recoger adhesiones al mismo por parte de las diferentes partes implicadas (entre las que cuentan con un papel fundamental diversos Ministerios y otros organismos públicos de diferente implantación geográfica) y comenzar a desarrollar las 53 acciones previstas.

Sobre el nuevo documento, además de agradecer y valorar que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social haya incorporado las nuevas propuestas realizadas desde las organizaciones civiles, podría hacer dos consideraciones muy vinculadas entre sí.

La primera es que refrenda la calidad del trabajo realizado en 2011, puesto que se mantienen prácticamente todas las acciones previstas en aquella propuesta. Por tanto, demuestra que el problema nunca fue el contenido del documento, sino la voluntad política para aprobarlo e impulsarlo.

La segunda es que hemos perdido 7 años, ya que las acciones planteadas en 2018 coinciden con las que ya se planteaban en 2011. Es decir, durante este periodo no se ha conseguido avanzar en la resolución de las situaciones que podrían haber sido abordadas en el marco del Pacto Social.

Por ello, desde Trabajando en Positivo, celebramos este primer paso dado mediante la aprobación del Pacto Social, así como los compromisos asumidos por el Gobierno para la dotación presupuestaria necesaria para su implementación , confiando en que la materialización del mismo constituirá un importante avance en la protección de los derechos de las personas con VIH en España y, especialmente, entre las personas más vulnerables frente a la discriminación.

 



Autor: Trabajando en Positivo
Enlace: