ESPAÑA: Documento conjunto de CECUMadrid y la Federación Trabajando en Positivo dirigido a despejar temores sobre la transmisión del VIH por parte de profesionales que trabajan en la industria alimentaria o en atención al público




La Confederación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Madrid (CECUMadrid) -organización independiente, sin ánimo de lucro, declarada de interés público y cuyo objetivo fundamental es la defensa de los derechos y los intereses de los consumidores madrileños- y la Federación Trabajando en Positivo -asociación sin ánimo de lucro que engloba a 12 entidades vinculadas a la respuesta al VIH y al sida del Estado español con el objetivo fundamental de mejorar las condiciones de inserción laboral de las personas con VIH y de otros colectivos en situación de exclusión social- queremos mostrar, a través de este documento, nuestra posición conjunta en relación a la ausencia de riesgo para la transmisión del VIH a terceros que supone el desempeño de cualquier profesión que requiera la atención al público y/o la manipulación de alimentos.

El motivo de este documento, enmarcado dentro de los objetivos y actividades de ambas entidades, es contribuir a que la desinformación, la imagen social negativa o el temor que existe sobre el VIH entre los y las consumidores y consumidoras, no conlleve a situaciones de discriminación hacia las personas con VIH, que pueden ver vulnerados, entre otros, su derecho a trabajar.

Uno de los datos y ejemplos que justifican la necesidad de elaborar este documento conjunto lo encontramos en el Informe “Evolución de las actitudes y creencias de la población española hacia las personas con VIH en el periodo 2008-2012 (Fuster et al., 2012), informe que señala que “el 38,7% de la población se sentiría incómoda si un empleado de la tienda donde compra habitualmente estuviera infectado por el VIH o padeciera la enfermedad del sida”. Así mismo, que “el 49,10% trataría de ir a comprar a otra tienda si pudiera”.

Desde la Federación Trabajando en Positivo y CECU Madrid consideramos que esta situación solamente se puede justificar en base a la creencia errónea y al miedo que representa que el trabajador o la trabajadora con VIH pueda transmitir la infección a los/as clientes por el simple contacto, por lo que certificamos los siguientes aspectos:

  • El VIH es una enfermedad de transmisión no casual, que requiere de la realización de unas prácticas muy concretas que, además, determinarán el riesgo de dicha transmisión. Las vías y las prácticas que suponen un riesgo para la transmisión del VIH siguen siendo las mismas que venimos conociendo durante los últimos 30 años, tres únicamente: sexual, sanguínea y de madre a hijo/a, por lo que no se transmite por otros contactos de la vida cotidiana: besos, WC públicos, tos o estornudos, vasos, cubiertos, lugares de trabajo, colegios, gimnasios, piscinas... ni en las situaciones cotidianas que se dan en el ámbito laboral de cualquier tipo de profesión que requiera una atención directa al público, destacando como ejemplos de referencia las figuras de dependientes, recepcionistas, comerciales, etc.

 

  • No existe ninguna posibilidad de que se produzca la transmisión del VIH a través de los alimentos, puesto que el VIH no está considerada como una enfermedad de transmisión alimentaria. De hecho, como señalan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention), esta posibilidad no se podría dar, ni siquiera, ante la situación improbable de que una persona consumiera alimentos sobre los que haya salpicado o que contengan sangre de una persona con VIH, puesto que los ácidos del estómago destruirían el virus.

 

  • En el caso de que un trabajadora o trabajadora con VIH sufriese un accidente de trabajo en cualquiera de las profesiones que requieren la atención directa al público, el seguimiento de las prácticas de seguridad universales en los primeros auxilios, basadas en medidas básicas de higiene, precauciones simples y obrar con sentido común, permitirían que no exista ningún riesgo para que se produzca esta transmisión.

 

  • El VIH y su transmisión no debe ser una preocupación para los ciudadanos-consumidores a la hora de ser atendidos en cualquier servicio o centro de atención al público.

 

  • Sí que debería ser un motivo de interés para los consumidores-ciudadanos conocer su estado serológico con respecto al VIH y asumir medidas de prevención en otras esferas de sus vidas, fundamentalmente, en sus relaciones sexuales. Los datos epidemiológicos del VIH en nuestro país son muy claros en este sentido: se estima que existen 150.000 personas infectadas con VIH -de las que el 30% no  lo sabe y que provocan el 50% de las nuevas infecciones- y se sabe que el 50% de las nuevas infecciones -aproximadamente, 3.000 nuevos casos cada año- son diagnosticadas tardíamente, es decir, cuando el VIH ya ha afectado al sistema de defensas de la persona, lo que implica peor pronóstico de salud y mayores dificultades a la hora de seleccionar el tratamiento antirretroviral necesario para frenar el avance del VIH.

 

  • Animamos a los ciudadanos-consumidores a realizarse la prueba de diagnóstico del VIH. Las pruebas rápidas de este tipo, que ofrecen el resultado en menos de 30 minutos, actualmente están accesibles, de forma voluntaria, gratuita, anónima y confidencial, para todas las personas mayores de 16 años, en diferentes centros sanitarios de la red pública como los de: atención primaria; planificación familiar; enfermedades de transmisión sexual; así como en algunas ONG y en laboratorios de análisis clínicos Para obtener información sobre los recursos dónde poder acceder a esta prueba en las diferentes ciudades del Estado español, se encuentran disponibles los siguientes teléfonos: Servicio de Información Telefónica sobre el VIH (Cruz Roja): 900 111 000 y Línea 900Rosa (Coordinadora de Lesbianes, Gais, Transsexuals i Bisexuals de Catalunya): 900 601 601.

 

La Federación Trabajando en Positivo y  CECUMadrid confirmamos nuestra intención de seguir colaborando para mejorar la información sobre el VIH entre los y las consumidores y consumidoras, con el fin de evitar que la desinformación entre éstos/as pueda ser la causa de situaciones de discriminación hacia las personas con VIH.

Igualmente, recordamos que este documento y otras iniciativas conjuntas que se puedan llevar a cabo se encuadran dentro de la campaña “Eliminando Obstáculos, Construyendo Empleo”, promovida por la Federación Trabajando en Positivo, entre cuyos objetivos se encuentra el difundir que no existe ninguna justificación científica ni legal para excluir a las personas con VIH, simplemente por este hecho, del desempeño de ninguna profesión teniendo en cuenta el riesgo de transmisión del VIH.

 

Confederación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Madrid

C/ Cava Baja, 30, 28005, Madrid. Tfno. 913640276

info@cecumadrid.org               www.cecumadrid.org

Federación Trabajando en Positivo

Sede: C/ Carniceros, 10, 46001, Valencia. Tfno. 963920153

Secretaría Técnica: C/ General Ricardos, 148, 28019, Madrid. Tfno. 914725648

info@trabajandoenpositivo.org              www.trabajandoenpositivo.org



Autor: Federación Trabajando en Positivo y CECUMadrid
Enlace: