ESPAÑA: El Dictamen Técnico Facultativo: ¿legalidad frente a realidad?




I Jornadas “¿Hablamos de VIH y Empleo? Compromisos Ya”.      

El Dictamen Técnico Facultativo: ¿legalidad frente a realidad?

(21/11/2013).-Bajo el título “El Dictamen Técnico Facultativo como obstáculo para la inserción laboral de las personas con discapacidad”, se celebró en la tarde de ayer la primera sesión de las I Jornadas “¿Hablamos de VIH y Empleo? Compromisos Ya”, organizadas por las entidades CALCSICOVA, CERMI C.V. y FederaciónTrabajando en Positivo y que contó con la participación de diferentes agentes: plataformas de personas con discapacidad, organismos públicos y personas con discapacidad. 

Según Julio Gómez, coordinador de la Federación Trabajando en Positivo, “las entidades organizadoras planteamos la sesión partiendo de la idea de que, en ningún caso y en ningún momento, es necesario ni ajustado a ley que se le solicite a la persona con discapacidad el Dictamen Técnico Facultativo para acreditar su condición de persona con discapacidad o para valorar sus capacidades, entre otras cuestiones, para evitar situaciones de discriminación por razón de enfermedad”.

Por su parte, las plataformas de personas con discapacidad representadas en la primera mesa redonda, FEAFES (Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de la Comunidad Valenciana), Comité Ciudadano Anti-SIDA de la Comunidad Valenciana y FSC-Inserta, coinciden en señalar “la necesidad de impulsar la utilización y aceptación, tanto por parte de las personas con discapacidad como por parte de las empresas, del Certificado de Capacidades, puesto que éste sí que es útil para valorar si las capacidades del trabajador se ajustan al puesto de trabajo al que quiere optar”. Además, estas plataformas señalaron que “el Dictamen Técnico Facultativo se le acaba pidiendo a la persona en algún momento del proceso de selección (tanto desde las empresas, como desde las bolsas de empleo, fundaciones de intermediación laboral, en las prácticas no laborales de cursos de formación), por lo que se está utilizando para un fin para el que no ha sido creado y está dando lugar a situaciones negativas de rechazo y discriminación”. Finalmente, estas plataformas también defendieron que la solicitud del Dictamen Técnico Facultativo no solamente afecta al trabajo, sino que también es solicitado en otros ámbitos y trámites en los que la persona tiene que demostrar su discapacidad.

En la segunda mesa redonda celebrada, con la participación de administraciones públicas y personas afectadas, Juan María Sáez, Jefe de Servicio de Intermediación Laboral del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (SERVEF), confirmó que “para nosotros, el Dictamen Técnico Facultativo no lo necesitamos ni nos sirve. Por el contrario, sí que nos es útil el certificado de capacidades porque nos dice qué funciones puede desempeñar la persona y, por ello, cada vez animamos más a las personas con discapacidad que acuden a nuestros servicios de orientación laboral a que soliciten este certificado”.

Por su parte, María Hilla, Jefa de Servicio de Empleo para discapacitados, también del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (SERVEF), señaló que “dentro del colectivo de personas con discapacidad, intentamos llevar a cabo una discriminación positiva con las personas con discapacidad severa con ayudas adicionales. Para ello, tenemos que conocer el tipo de discapacidad de la persona, y como desde 2002 se retiró por ley esa información de la resolución y del certificado, tienen que aportar el DTF, aunque, en la mayoría de las ocasiones, lo entregan sin que se les solicite”.

Así mismo, Isabel Olcina, del Centro de Valoración y Orientación de personas con discapacidad de Valencia, informó que el DTF es necesario para  que, en caso de reclamar, se conozca lo valorado y que no  existen los medios suficientes para atender todas las peticiones de certificados de capacidades ni para realizar, en un plazo adecuado, las valoraciones de adecuación para el puesto de trabajo que les solicitan desde el SERVEF.

Finalmente, las personas afectadas que participaron en las Jornadas, en calidad de ponente o de público, instaron a las personas que tengan el poder de arreglar esta situación, para que faciliten a las personas con discapacidad su acceso al empleo a través de la utilización del certificado de capacidades y no del Dictamen Técnico Facultativo.

Como conclusión de la sesión, todas las personas participantes se comprometieron a seguir trabajando conjuntamente para buscar alternativas a la situación actual, en la que el Dictamen Técnico Facultativo sigue siendo un obstáculo para muchas personas con discapacidad en su acceso al mundo laboral.

 



Autor: Federación Trabajando en Positivo
Enlace: